Receta tradicional de navarina de cordero

Nivel de dificultad 
Fácil

Coste 
Demasiado caro

Tiempo de preparación 
35 minutos

Tiempo de cocción 
50 minutos

Para6personas
Régal te acompaña en la cocina para hacer un delicioso navarín tradicional de cordero en tan solo una hora y media. Este gran clásico de la cocina también se puede cocinar al horno en una cazuela de hierro fundido tapada a 180°C (th.6). Sigue los 6 sencillos pasos de nuestra receta para hacer este plato.

Ingredientes

Para tu navarina de cordero:

1

paletilla de cordero, deshuesada y cortada en cubos grandes (o cuello o pechuga de cordero con hueso)

1

zanahoria y cebolla cortadas en mirepoix (dados)

1C sopa llana

Harina

1C sopa

Pure de tomate

1

Diente de ajo pelado

1

Ramito de hierbas aromáticas

30cl

Caldo moreno de cordero o caldo de verduras

1,5 kg

Verduras pequeñas de temporada limpias (zanahorias, tomates, patatas, champiñones, nabos pequeños, cebollas pequeñas, judías verdes)

30g

Manteca

2 cucharadas. sopa

Aceite de oliva

Realización

1

En una cacerola, dore la carne durante mucho tiempo por todos lados en la mantequilla y el aceite. Agregue sal y pimienta.

2

Pelar y cortar la guarnición aromática en cubos pequeños (mirepoix). Añádelo a la sartén y déjalo sudar durante unos minutos.

3

Espolvoree con harina (monkey), luego revuelva a fuego alto hasta obtener un color marrón claro. Añadir el puré de tomate y el bouquet garni.

4

Mojar hasta el fondo marrón. Cubra, luego cocine a fuego lento durante 1 hora a 1 hora y 15 minutos.

5

Mientras tanto, limpia y pela las patatas, las zanahorias y los nabos. Agréguelos a la sartén y continúe cocinando durante 30 minutos. Finalmente agregue los guisantes, los tirabeques y las judías verdes, continúe cocinando durante 15 minutos.

6

Con una espumadera, transfiera la carne y su guarnición a una cacerola limpia o a una fuente de servir precalentada. Colar la salsa a través de un colador sobre la carne. Servir la navarina caliente.

Jose-Ramon-Andres-Puerta
José Ramón Andrés

Trabajé en restaurantes como Paradis Barcelona, El Dorado Petit y El Cid. Me marché a la capital estadounidense, Washington, donde me instal´r y sigo viviendo. Conocido como gran entendido en la elaboración de la gastronomía catalana,

Deja un comentario