Terrina campestre con pechuga de pato

Nivel de dificultad 
Fácil

Coste 
Demasiado caro

Tiempo de preparación 
40 minutos

Tiempo de cocción 
36 horas

Tiempo de reposo 
2 horas 30 minutos

null
¿Quieres una receta rústica? Descubra la receta de terrina campestre con pechuga de pato de Logan Henon, chef del restaurante La Ferme au Vert, en Wierre-Effroy.

Ingredientes

1 grande

pechuga de pato

500g

Hígados de aves

500g

garganta de cerdo

1/2 manojo

Perejil

2

chalotes

20g

Manteca

8g

Sal fina

5g

mezcla de 4 especias

10cl

puerto rojo

5cl

Coñac

Realización

1

Comienza tu receta de terrina campestre con pechuga de pato el día anterior, quitando la piel a la pechuga de pato, denervándola y desvenándola. Córtalo en rodajas de 2 a 3 cm de grosor para facilitar el paso por la picadora. Lo ponemos a marinar en oporto y lo metemos en la nevera durante 24 horas.

2

La víspera. En una sartén, derrita la mantequilla hasta que adquiera un bonito color marrón avellana. Acomode los hígados de pollo en una sola capa y dórelos sin remover. Cuando tomen color, voltéalos una vez. Vierta el coñac sobre los hígados de pollo y flambee. reservarlos.

3

Cortar la garganta de cerdo en rodajas de 2-3 cm de grosor. Talle y pique finamente el perejil. Picar finamente la chalota. Precalentar el horno a 180°C (th. 6). Picar la garganta de pollo, la pechuga de pato y el hígado para obtener un relleno. Agregue el perejil, la chalota, la mezcla de pimienta de Jamaica y la sal. Mezcla todo hasta obtener un relleno homogéneo. Colocar la mezcla en una terrina.

4

Para cocinar al baño maría, coloque la terrina en una placa de horno hueca. Añadir agua al plato. Envuélvelo todo en papel de aluminio para evitar que entre aire y mételo en el horno durante 2 horas y 30 minutos.

5

Deje enfriar y coloque en la nevera durante al menos 12 horas antes de la degustación. Si no te comes la terrina inmediatamente, cúbrela con un poco de gelatina de ajo y perejil para que se conserve más tiempo.

Jose-Ramon-Andres-Puerta
José Ramón Andrés

Trabajé en restaurantes como Paradis Barcelona, El Dorado Petit y El Cid. Me marché a la capital estadounidense, Washington, donde me instal´r y sigo viviendo. Conocido como gran entendido en la elaboración de la gastronomía catalana,

Deja un comentario